Inicio Home

Contacto

Sección Dietas
Dieta Hipocalórica

BAJA EN CALOR√ćAS, ALTA EN COMPENSACIONES

Las dietas hipocalóricas, ideales para controlar el peso o perder esos kilos de más con moderación, dan prioridad a los alimentos naturales poco elaborados. Aunque frutas y verduras son sus alimentos por excelencia, el resto de los nutrientes también entran en juego, aunque reducidos a cantidades mínimas.

Basadas en el control y la limitación de las calorías consumidas, las dietas hipocalóricas han sido empleadas desde siempre para perder peso de una forma saludable. Las componen alimentos que aportan una buena nutrición y escasas calorías, donde lo importantes es ingerirlos en la proporción adecuada y la cantidad necesaria. Su éxito depende de la variedad de los ingredientes que conforman sus platos.

Reducir equilibradamente

Frente a la creencia de que los reg√≠menes de adelgazamiento deben retirar el saludo a determinados nutrientes, grasas, az√ļcares, aceites..., la dieta baja en calor√≠as los invita a formar parte de su mesa sin excepciones, aunque en cantidades m√≠nimas. Lo recomendable es que se realice bajo la supervisi√≥n de un especialista.

Aunque su gran baza es el escaso aporte de calorías, éstas nunca deben ser insuficientes o incompletas. Reducir el consumo de las viandas energéticas sin el asesoramiento de un experto puede acarrear desequilibrios y carencias que a largo plazo podrían arruinar la salud de la persona que se somete a sus supuestos beneficios.

Adelgazar o mantenerse

Las dietas bajas en calorías están especialmente indicadas ante situaciones de obesidad y sobrepeso, siempre que su puesta en marcha y su seguimiento sea controlado por un especialista. También vienen como anillo al dedo para personas que están cogiendo peso y no quieren renunciar a su figura. La alarma salta porque se sienten pesadas, les duelen las piernas, se encuentran poco ágiles o les cuesta subir las escaleras...

Para poner freno a estos desagradables síntomas, auténticos embajadores de los kilos de más, esta clase de regímenes permiten perder peso de una forma moderada con sólo seguirlos al pie de la letra durante un corto período de tiempo. Además de tratar la obesidad, las dietas hipocalóricas se emplean con éxito en el campo de la medicina como tratamiento complementario frente a la diabetes, la hipertensión, la artrosis...

B√°scula a raya

Los alimentos se encargan de ese suministro energ√©tico y si al hecho de seleccionar aquellos menos cal√≥ricos se suma la pr√°ctica de alg√ļn ejercicio, se reflejar√° de inmediato en la b√°scula.

Por eso se recomienda acompa√Īar la reducci√≥n del aporte cal√≥rico de una actividad f√≠sica. Practicar ejercicio de una manera moderada y como complemento de un r√©gimen hipocal√≥rico tambi√©n ayuda a perder peso. Adem√°s, mejora el tono muscular y hace que los efectos negativos de esa p√©rdida no se dejen sentir sobre la est√©tica y el aspecto f√≠sico.


Alimentos naturales y ejercicios

Frutas y verduras
Son los manjares hipocal√≥ricos por excelencia, y el plato fuerte de este tipo de reg√≠menes. En Espa√Īa, la dieta mediterr√°nea lo pone en bandeja de plata.

Preparación
La forma de preparar los alimentos tambi√©n desempe√Īa un papel crucial. Hay que apostar por viandas naturales y frescas, poco elaboradas y poco condimentadas, lo mejor es la cocina al vapor. Adem√°s, conviene que se tomen en peque√Īas proporciones y que sean lo m√°s variadas posibles en su composici√≥n.

Alimentos prohibidos
Los guisos y las salsas están absolutamente desterrados de sus recetas. El organismo precisa determinadas dosis de energía para mantener a buen ritmo su frenética actividad y su complejo metabolismo.


TRES DIETAS HIPOCAL√ďRICAS


Dieta de las 1500 calorías.

Aunque un adulto precisa 2500-3000 calorías al día, su objetivo es quemar las reservas de grasas y ajustar la ingesta de calorías al consumo de calorías. Contiene todos los nutrientes básicos y la fibra suficiente. Sus alimentos básicos son pan, espinacas, manzana, pescado y leche. Puede durar entre 1 y 4 meses. En el primer mes pueden perderse hasta 5 kilos, pero a partir del segundo se adelgaza más lentamente. Garantiza el mantenimiento del peso si luego se cuida la alimentación.

La sopa m√°gica.
Su base es una sopa especial de verduras que se toma a granel cada vez que el hambre acecha. Pasados unos días se alterna con otros alimentos ricos en proteínas y grasas animales. Sus alimentos básicos son pimiento, cebolla, tomate, repollo y plátano. Favorece una depuración ligera, aunque su valor calórico está por debajo del mínimo vital (700 calorías). Por eso no debe prolongarse más allá de una semana, período en el que se puede perder hasta seis kilos.

Dieta asociada.
Contiene casi todos los alimentos, incluidos grasas y az√ļcar, aunque en dosis m√≠nimas. Se basa en el control cal√≥rico y la ingesta abundante de gl√ļcidos (cereales, harina, frutas, legumbres, arroz y pan). Sus alimentos b√°sicos son arroz, carne, yogur, pan y agua. Se estima su duraci√≥n en un m√≠nimo de un mes y un m√°ximo de seis. la p√©rdida de peso se produce con mucha lentitud (de 3 a 4 kilos al mes), pero si se toma por norma, permite mantener el peso durante largo tiempo.

Mapa del Sitio

Copyright ¬© 1998-2012 - DS Tecnologia¬ģ manager@dstecnologia.com.ar - Politica de Privacidad