Contacto

Una introducción al servidor de correo

Los emails fueron por primera vez usados en 1965 como un medio de comunicar múltiples usuarios conectados a un computador central. Fue desarrollado a principios de los sesenta y se cree que la red ARPANET ayudado de forma decisiva a su expansión. En 1971, Ray Tomlinson inició el uso del símbolo asterisco (@) para separar el nombre de usuario y su red.

Para enviar un correo electrónico o E-mail, necesitas conectarte a Internet y a una aplicación de correo, como por ejemplo Microsoft Outlook Express o Eudora. La aplicación conecta con tu servidor de correo o “email server” que puede mandar el correo electrónico a su destino. El protocolo estándar usado para el envío de correos electrónicos por Internet se llama SMTP (Simple Mail Transfer Protocol). Trabaja en conjunto con un el protocolo POP3 (Post Office Protocol) o IMAP (Internet Mail Access Protocol), los cuales son usados para recibir e-mails, es decir, el servidor de correo entrante.

Cuando mandas un mensaje de correo, tu ordenador lo transmite a un servidor SMTP, a través de Internet a su puerto 25. El servidor echa un vistazo a la dirección del correo electrónico (igual que la dirección de un sobre), y luego lo reenvía al servidor del receptor usando una aplicación llamada Sendmail. Si por alguna razón el servidor de correo de destino es inaccesible, Sendmail intentará periódicamente volver a enviar el correo. Si después de unas 4 horas el email no ha sido entregado, recibirás una notificación informándote del problema. Si el correo no puede ser enviado en 5 días, Sendmail se rendirá y te enviará una notificación de fallo.

Cuando el correo es recibido por el servidor de correo destinatario, es almacenado hasta ser accedido por el usuario. Cuando solicitas ver tus correos, tu cliente de correo (Outlook Express u otro) conecta con el servidor POP3 o IMAK, e inicia una serie de comandos para descargar copias de mensajes de tu correo, a tu ordenador.

 Los emails pueden ser mandados a cualquier parte del mundo y a cualquier persona que tenga una dirección de correo. Prácticamente todos los proveedores de servicios de Internet (ISP), ofrecen una o varias cuentas de correo cuando se contrata un el acceso de la red.

Al principio, cuando la tecnología de correo electrónico fue introducida, solo se podían mandar correos cortos. Archivos añadidos, como documentos, fotografías o archivos no se podían mandar por email. Con la introducción de MIME (Multipurpose Internet Mail Extension) y otros tipos de técnicas de codificación, es posible mandar casi cualquier tipo de archivo junto al correo que se quiere enviar.

Leer mas artículos relacionados