Contacto

La tecnología WiMax vista de cerca

Piensa en las formas que tienes para acceder a Internet hoy en día. Hay básicamente tres opciones para hacerlo:

  • Acceso por banda ancha Puede que la estés utilizad en tu casa, ya sea usando una tecnología DSL o un modem por cable.

  • Acceso Wifi Puede que en tu casa también tengas instalado un router Wifi que te permite navegar por Internet mientras te das una vuelta de la terraza al salón con tu ordenador portátil. En carretera, se pueden encontrar los llamados puntos calientes o “hot spots”, en restaurantes, hoteles o en edificios con este servicio.

  • Acceso por marcado telefónico Si todavía estás utilizando el sistema de marcado por un modem de 56 K, o es que la banda ancha no está disponible o porque piensas que es demasiado caro.

El principal problema en la actualidad, por lo menos aquí en España, es que todavía es demasiado caro y no llega a todos los áreas. El problema que tienen los puntos calientes de Wifi es que todavía no hay una cobertura importante en todos los sitios y no hay un acceso generalizado de este tipo. ¿Qué pasaría si hubiera una tecnología que resolviera estos problemas? Esta nueva tecnología debería proveer de de:

  • Servicio de banda ancha de alta velocidad.

  • Un acceso sin cables en lugar de las típicas redes cableadas para que sea mucho más barato que un DSL y más fácil de extender en áreas urbanas y rurales.

  • Una cobertura amplia como si fuera una red de telefonía móvil en lugar de pequeños puntos calientes Wifi.

El sistema está todavía introduciéndose en la actualidad, y es la tecnología Wimax. El término Wimax atiende a Worldwide Interoperability for Microwave Access, que viene a decir más o menos Interoperabilidad mundial para acceso por microondas. También recibe el nombre resumido de 802.16 dado por la IEEE. Wimax tiene el potencial para dar al acceso a Internet de banda ancha, lo que los teléfonos móviles han dado al acceso telefónico.

wimax wimax

Wimax puede reemplazar los servicios de cable y DSL, dando un acceso a Internet universal prácticamente en cualquier sitio al que vayas. Puede ser también más efectivo que el Wifi simplemente encendiendo nuestro ordenador, nos conectará automáticamente a la antena Wimax más cercana que esté disponible.

Funcionamiento del WiMax

En términos prácticos, Wimax podría operar de una forma similar a Wifi pero a velocidad más altas, a más distancia y con un número mayor de usuarios. Podría cubrir las áreas urbanas y rurales considerados zonas “ciegas” que en la actualidad no tienen acceso a Internet de banda ancha porque las compañías de teléfono o cable no han extendido el cableado a esas localizaciones remotas.

Un sistema WiMax consiste de dos partes:

  • Una torreta Wimax, muy similar en concepto a una de telefonía. Una de estas torretas pueden dar cobertura a un área de gran extensión, llegando a los 8000 kilómetros cuadrados.

  • Un receptor WiMax El receptor y antena puede ser un pequeño cajetín o tarjeta PCMCIA, o se puede integrar en un portátil    de la misma manera que se hace en Wifi hoy en día.

Una torre con una estación Wimax puede conectar directamente a Internet usando una conexión cableada de banda ancha (por ejemplo una línea de 2 MB). Puede también conectar a otra torre WiMax usando una conexión por microondas. Esta conexión a una segunda torre, con la habilidad de que una torre única cubre 8000 kilómetros cuadrados, es lo que hace que WiMAx llegue a zonas perdidas donde no es viable tirar líneas de cable para comunicaciones.

Esto significa que WiMax nos ofrece dos formas de servicio Wireless:

  • Una conexión no orientada a vista, lo cual se asemeja a una conexión Wifi. Una pequeña antena en tu ordenador se conecta a la torre. En este modo, WiMax usa un rango de frecuencias bajo (de 2 GHz a 11 GHz). Las transmisiones no se pierden fácilmente, sorteando obstáculos bastante bien.

  • Un servicio de conexión visto, donde una parabólica apunta directamente a la torre WiMax desde un tejado o sitio alto. Este tipo de conexión es más potente y estable, por lo que es capaz de enviar muchos datos con pocos errores. Se basa en frecuencias altas, las cuales pueden alcanzar hasta los 66 GHz. Hay más ancho de banda y  menos interferencias.

Por medio de estas antenas, las estaciones transmisoras de WiMax pueden enviar datos a ordenadores con WiMax habilitado o a routers configurados dentro del radio de cobertura.

¿Qué puede hacer WiMax?

Como se ha dicho anteriormente, WiMax funciona con los principio generales de la tecnología WiFi envía datos de un ordenador a otro por medio de señales de radio. Un ordenador equipado con WiMax, del tipo que sea, podría recibir datos de la estación transmisora WiMAx usando datos encriptados con claves especiales para impedirle acceso no autorizado a la información.

La conexión de Wifi más rápida es de 54 megabits por segundo bajo unas condiciones óptimas. Con WiMax se podría llegar a unos 70 megabits por segundo. Incluso, una vez que esos 70 megabits estén repartidos entre varios negocios o usuarios en sus casas, podrá proveer lo equivalente a una transferencia de un modem por cable a cada usuario.

La gran diferencia no es la velocidad, sino la distancia. WiMax puede sobrepasar a Wifi en muchos kilómetros. WiMax dará una cobertura de unos 50 kilómetros con acceso wireless. Este rango mejorado es debido a las frecuencias usadas y la potencia del transmisor. Por supuesto, también dependerá del terreno, el tiempo y los grandes edificios, que podrían reducir su máxima capacidad en algunas circunstancias.

¿Donde se utilizará WiMAx?

Un área cubierta por una tecnología de acceso Wireless suena muy bien, pero ¿a quién le interesará implementar WiMax? o dicho de otra manera, ¿Quién pagará por ver WiMax en funcionamiento? La realidad es que depende de cómo se usará. Hay dos maneras de implementar WiMax como una zona de conexiones wireless donde los usuarios se podrán conectar  cuando quieran acceder a Internet con un portátil, o un punto central mediante un Hub con “conexión vista” que puede enlazar a cientos de usuarios a una conexión potente y sólida de alta velocidad.

Bajo el plan de la conexión “súper WiFi”, algunas ciudades pueden querer pagar algunas estaciones WiMax en ciertas zonas de comercios y negocios , y después permitir a la gente que lo use gratuitamente o por una pequeña tarifa. Esto ya se hace con Wifi, aunque con la diferencia de que en vez de cubrir unos cuantos círculos determinados, se cubrirá una zona más amplia. Recordemos que con una sola estación WiMax puede amparar un completo distrito financiero.

Algunas compañías pueden instalar transmisores de WiMax y luego cobrar a la gente por tener acceso a través de esta red. De nuevo, esto es similar a las estrategias utilizadas por Wifi. En lugar de ir dando saltos por las celdas wifi, la cobertura será continua sin cortes ni interrupciones.

Un plan de conexión central puede ser incluso más revolucionario. Si actualmente tienes un acceso a Internet de alta velocidad, probablemente funciona de la siguiente manera: La compañía telefónica tiene un cable que llega justamente hasta tu casa. Esa línea se prolonga hasta un modem, y del modem saldrá un cable que llegará a tu ordenador. Si tienes creada una red LAN en casa, primero irá al router y luego a los demás ordenadores de la casa. Seguramente pagarás un dinero todos los meses por este acceso a Internet. En el siguiente ejemplo veremos lo que podría variar del la red que acabamos de describir.

Un escenario WiMax

Teniendo en cuenta el escenario anterior que hemos descrito, Esto es lo que podría pasar si se consigue funcionar con WiMax. Una ISP (proveedores de Internet), monta una estación WiMax a unos cuantos kilómetros desde donde tú estás. A partir de ese momento ya se podría comprar un ordenador compatible con WiMax o actualizar el que tienes para que funcione con esta tecnología. Recibirías un código especial de encriptación que te daría acceso a la estación base. Dicha estación base transmitiría datos por Internet hasta tu ordenador (a velocidades potencialmente más altas que las utilizadas hoy en día), por las cuales se pagaría una cuota mensual o anual. Dicha cuota sería mucho más baja dado que se ha eliminado cualquier tipo de conexión física entre el usuario y el proveedor del servicio.

Si tienes una red casera con varios PCs, las cosas cambiarían bastante. La estación base WiMax enviaría datos al router habilitado para esta tecnología, el cual enviaría datos a los diferentes ordenadores de la red.

Como se puede ver, en el futuro, la tecnología WiMax dará que hablar, aunque de momento esté todavía relativamente en desarrollo. El tiempo dirá hasta donde llega este protocolo, y si desbancará a otros más conocidos.

Leer mas artículos relacionados